Protección por paternidad

Por el nacimiento de un hijo, los padres tienen, desde 2007, el derecho a una prestación por paternidad. Se protegen aquí no sólo las situaciones de nacimiento de hijo, sino también las de adopción o acogimiento. A día de hoy, el trabajador tiene derecho a la suspensión del contrato de trabajo durante cuatro semanas. Si el nacimiento, adopción o acogimiento ha sido múltiple, se otorgan dos días más por cada hijo a partir del segundo.

En algunos casos, la suspensión del contrato por paternidad puede ampliarse. Esto ocurre cuando el nacimiento se produce en una familia numerosa, o con este nuevo miembro se adquiera esta condición, o cuando en la familia haya una persona con discapacidad. No obstante, si el nacimiento es por parto, tendrá que disfrutar de este derecho adicional la madre. En casos de adopción o acogimiento, podrán elegir quién de los dos padres lo disfruta.

Por lo demás, la suspensión es independiente del disfrute compartido de los periodos de descanso por maternidad. Sin embargo, a partir del 1 de Enero de 2016, la nueva regulación va a reducir el periodo de protección por paternidad y devolverlo a su estado inicial (13 días).

Si quiere solicitar el permiso, contáctenos cuanto antes, nuestro despacho de abogados de Zaragoza cuenta con un equipo de expertos laboralistas que le atenderán con todo el rigor que necesita.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE