Impago de la indemnización de despido

En el supuesto de que un trabajador haya sido despedido y tenga derecho a una indemnización por este motivo, es posible que la empresa no pueda abonar la indemnización como consecuencia de la falta de liquidez, sobre todo en aquellos casos en los que el despido se ha producido por causas económicas.

Si esto ocurre así, es necesario que el empresario haga constar en la carta de despido los inconvenientes de índole económica que sufre y que le impiden hacer frente a la indemnización que le corresponde al trabajador despedido. En la misma se debe demostrar la gravedad de la situación económica y que el impago está plenamente justificado. No es válido alegar las mismas causas que han motivado el despido por causas económicas para justificar el impago de la indemnización por falta de liquidez sino que estas tienen que tener un mayor calado.

El hecho de que el empresario no pueda poner a disposición del trabajador la indemnización en el momento del despido no significa ni mucho menos que este no la pueda reclamar. El trabajador tiene hasta doce meses para hacerlo presentando la papeleta de conciliación ante los servicios de mediación correspondientes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE