Infracciones graves de los empresarios

Las infracciones de Seguridad Social son las acciones y omisiones de los distintos sujetos responsables, contrarias a las disposiciones legales y reglamentarias. Las infracciones se distinguen entre leves, graves o muy graves.

En relación a los empresarios, se consideran infracciones graves las siguientes:
1) Iniciar su actividad sin haber solicitado su inscripción en la Seguridad Social, o no comunicar la apertura y cese de la actividad.
2) No solicitar en tiempo y forma la afiliación inicial o el alta de los trabajadores que tenga a su servicio, ni solicitar la suya propia si es trabajador por cuenta propia.
3) No ingresar las cuotas correspondientes para la recaudación de la Tesorería.
4) Incumplir las obligaciones económicas derivadas de su colaboración obligatoria en la gestión de la Seguridad Social.
5) Formalizar la protección por accidentes o enfermedades profesionales, incapacidad, o prestación por cese de actividad a sus trabajadores cuando no corresponda legalmente.
6) No entregar al trabajador el certificado de empresa y los documentos que necesite para solicitar la tramitación de una prestación.
7) No abonar a la entidad correspondiente las prestaciones satisfechas por éstas a los trabajadores cuando estuviera obligado a ello.
8) No proceder al pago delegado de las prestaciones que le corresponda.
9) Obtener o disfrutar indebidamente reducciones o bonificaciones en el pago de las cuotas sociales que correspondan.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE