Contrato fijo-discontinuo

Cuando hablamos de contrato fijo - discontinuo nos estamos refiriendo a uno de los diferentes tipos de contrato que se regulan en el Estatuto de los Trabajadores. Concretamente a aquel que tiene como objetivo la contratación de trabajadores para desarrollar actividades que si bien se repiten anualmente no puede establecerse una fecha exacta respecto a  ellas. Dichas actividades están integradas dentro de lo que se considera como actividad normal de la empresa.

Aunque a veces puede que en la práctica sea difícil de discernir, esta modalidad de contrato se diferencia de los contratos temporales en que estos últimos, no exigen el requisito de que las actividades se repitan con una periodicidad anual; existiendo además una fecha cierta para los mismos. En este sentido, la jurisprudencia ha fijado un criterio de distinción: no será apropiado celebrar un contrato fijo - discontinuo para aquellos casos en los que la actividad forme parte de un programa anual y, por lo tanto, las fechas sean ciertas.

¿Como se formalizará un contrato fijo - discontinuo? Por escrito y haciendo constar en el propio contrato tanto la duración estimada de la actividad como la jornada laboral estimada.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE