CONFLICTO LABORAL EN CAF-ZARAGOZA

El comité de CAF en Zaragoza advirtió ayer de que adoptará las medidas legales y sindicales necesarias para luchar por el futuro de la planta. Así lo señaló en un comunicado tras lograr que su propuesta alternativa al ERE temporal para 550 trabajadores, basada en la aplicación de una reducción de jornada fuera respaldada en referéndum por la mayoría de la plantilla.


Tras casi un mes de negociaciones fallidas, ambas partes se han dado 10 días de plazo para seguir dialogando. La parte social advierte de que si la empresa no se aviene a negociar su iniciativa, y continúa la situación de bloqueo, se planteará convocar movilizaciones y recurrir el ajuste laboral en los tribunales. 


La compañía ya transmitió en febrero al comité la difícil situación de cargas de trabajo de la planta para los próximos tres años. Por ello, planteó acumular jornadas de flexibilidad, es decir, crear una bolsa de horas, para futuros escenarios con máxima ocupación. Sin embargo, la representación de la plantilla se opone a este sistema por entender que supone hipotecar su futuro, al ir encaminado a un cierre de futuras contrataciones en caso de producirse la recuperación de las referidas cargas de trabajo, imposibilitando así, la realización de contratos de relevo con nuevos trabajadores de la fábrica.


El comité recalca además en el comunicado que sus reivindicaciones ante todo buscan un reparto justo y equitativo de los pedidos con la planta guipuzcoana de Beasáin, donde reside la sede de la compañía, argumentando que mientras que la planta de Zaragoza se queda en mínimos, la de Beasáin tiene casi plena ocupación. 


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE