Condiciones de trabajo de los trabajadores comunitarios desplazados a países miembros

Uno de los pilares sobre los que se asienta la Unión Europea es la libre circulación de trabajadores. Esta libre circulación tiene un triple ámbito de aplicación: por un lado en lo referente a los trabajadores asalariados, por otro a los profesionales liberales o autónomos y por último la libertad de las empresas para establecerse.

La libertad de movilidad y residencia lleva a aparejado el derecho a la igualdad de los ciudadanos del país receptor con los del emisor de cara al acceso al trabajo, a las condiciones en las que se realiza éste y a la protección social de los trabajadores.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE